jueves, 31 de diciembre de 2015

Avance 2016: El Bosco. La exposición del Centenario.

Museo del Prado
Edificio Jerónimos
Salas A y B
Calle Ruiz de Alarcón 23 (pº del Prado).
Del 31 de mayo al 11 de septiembre de 2015.
Más información en www.museodelprado.es - Vídeo promocional

Mesa de los pecados capitales. 1450-1516.
Óleo sobre tabla de madera de copo, 120 X 150 cm.

Para conmemorar el V centenario de la muerte de El Bosco se celebrará una muestra monográfica que gracias al importante grupo de obras que conservan el Prado y las colecciones españolas, contará con los principales trípticos creados por El Bosco, incluyendo el préstamo excepcional del Tríptico de las Tentaciones de San Antonio del Museo de Arte Antiga de Lisboa, y otros procedentes de importantes instituciones como el Albertina y el Kunsthistorisches Museum de Viena, el Museum of Fine Arts de Boston, The Metropolitan Museum of Art de Nueva York, la National Gallery de Washington, el Musée du Louvre de París o el Polo Museale del Veneto de Venecia, entre otros.

El carro de heno. Tabla central.
El carro de heno. Hacia 1515.
Óleo sobre tabla.
La muestra se dividirá en cinco secciones de carácter temático a las que se añade una sexta sección dedicada a los dibujos. Como introducción, se situará al pintor y a su obra en su ciudad –que para él fue casi como su seña de identidad– y junto a unos artistas que trabajaron al mismo tiempo en ella como Alart du Hameel o Adriaen van Wessel. Y como epílogo, la última sección acogerá una selecta representación de obras en las que se evidencian la influencia que el pintor de Hertogenbosch ejerció tras su muerte a lo largo del siglo XVI y el gusto por “lo bosquiano” que se manifestó en toda la centuria.

El jardín de las Delicias. 1500-1505.
Óleo sobre tabla de madera de roble.

Como complemento a estas secciones en las que se dividirá la obra de El Bosco se incluirán pinturas, miniaturas, dibujos, entalladuras, grabados a buril, en los que se representan algunos de los temas abordados por él –particularmente el infierno y los pecados–, bien como antecedente, en paralelo y en algún caso como fuente, a fin de que se puede llegar a comprender mejor el trasfondo en el que se gestaron las pinturas de El Bosco o la personalidad de alguno de sus comitentes como Engelberto II de Nassau.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada