lunes, 15 de febrero de 2016

Del divisionismo al futurismo. Arte italiano hacia la modernidad.

Fundación Mapfre
Sala Recoletos
Pº de Recoletos 23
Del 17 de febrero al 5 de junio de 2016.
*Entrada gratuita
Más información sobre horario, visitas guiadas y reserva de entradas en www.fundacionmapfre.org

Umberto Boccioni
Nudo di spalle. Contraluz (Desnudo de espaladas. Contraluz), 1909.
Mart, Museo di arte moderna e contemporanea di Trento e Rovereto. Collezine L.F.

"Nosotros somos la última luz de un ocaso y seremos, tras una larga noche, el alba del porvenir" Giovanni Segantini.

Del divisionismo al futurismos.
Fundación Mapfre, Sala Recoletos, Madrid.

Esta exposición propone examinar, a través de una selección de 80 obras maestras, los orígenes y la evolución del divisionismo de la mano de sus principales protagonistas, entre los que se encuentran Giovanni Segantini, Giuseppe Pellizza da Volpedo, Giaccomo Balla, Angelo Morbelli, Umberto Boccioni, Gino Severini y Carlo Carrà. Estos artistas influyeron en la renovación del arte italiano entre finales de siglo XIX y principios del siglo XX y en la aparición de la vanguardia futurista.

Emilio Longoni
Riflessioni di un affamto (Reflexiones de un hambriento), 1893.
Museo del Territorio Biellese, Biella.

La muestra ha sido organizada en colaboración con el Mart, Museo di arte moderna e contemporanea di Trento e Rovereto, y cuenta con préstamos de numerosas colecciones particulares e instituciones internacionales como el Metropolitan Museum of Art, la Galleria d’Arte Moderna y la Pinacoteca di Brera, la Galleria degli Uffizi, la Galleria Nazionale d’Arte Moderna e Contemporanea di Roma, el Museo Segantini, el Centre George Pompidou, el Gemeentemuseum o el Museu Nacional d'Art de Catalunya, entre otros.

Del divisionismo al futurismo.
Fundación Mapfre, Sala Recoletos, Madrid.


Un movimiento autónomo

El divisionismo fue un movimiento autónomo, diferente del resto de los movimientos europeos en la medida en que entendía las nuevas investigaciones sobre la luz-color y sobre la división de los tonos como un medio -no como un fin- sometido al mensaje de la obra.

Luigi Russolo
Periferia-lavoro (Suburbio-trabajo), 1910.
Colección particular, Erba.

Atento, por una parte, a los contenidos sociales que reflejan las condiciones de vida de las clases más desfavorecidas, el divisionismo muestra además su relación con el simbolismo, esa tendencia que, desde finales del siglo XIX, influyó con claros tintes internacionales a toda Europa.

Del divisionismo al futurismo.
Fundación Mapfre, Sala Recoletos, Madrid.

El divisionismo sentó las bases para el movimiento futurista que irrumpió con fuerza en el panorama del arte italiano desde 1909, convirtiéndose en uno de los movimientos de vanguardia por excelencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada