jueves, 28 de julio de 2016

Visita a: "José Manuel Ballester. Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco y Goya"

Fundación Lázaro Galdiano
Planta 1ª
Calle Serrano 122
Hasta el 11 de septiembre de 2016
*Consultar precio de la entrada, también hay horario gratuito.
Más información en http://flg.es

"José Manuel Ballester. Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco y Goya"
Fundación Lázaro Galdiano, Madrid.

El Museo Lázaro Galdiano y Arte Global, con el patrocinio de Fundación Banco Santander y de idealista, presentan la exposición José Manuel Ballester. Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco, Goya. La muestra presenta un conjunto de obras y una instalación de vídeo-arte de José Manuel Ballester (Madrid, 1960), en las que el artista sigue reflexionando en torno al concepto de apropiacionismo, sacando a la luz paisajes y aspectos secundarios que sirven de telón de fondo, acercando al espectador el modo en que cada época ha representado el espacio y la naturaleza. La exposición, comisariada por Elisa Hernando Calero, parte de una selección de pinturas de tres grandes maestros presentes en la colección del Museo Lázaro Galdiano y en la Colección Banco Santander, que cede para la ocasión la magnífica obra Cristo agonizante con Toledo al fondo, de El Greco. Todas ellas se mostrarán junto a las imágenes originales de José Manuel Ballester despertando así distintas interpretaciones por parte del espectador.

Ballester y El Bosco
Aprovechando la celebración del 500 aniversario de la muerte de El Bosco, Ballester muestra la obra El Jardín deshabitado y el vídeo-arte Cancealed Garden, ambas obras inspiradas en El Jardín de las Delicias de El Bosco, que se encuentra en el Museo Nacional del Prado. Además, coincidiendo con el préstamo de Meditaciones de San Juan Bautista de El Bosco a la gran exposición del Museo del Prado, José Manuel Ballester mostrará tres visiones diferentes de la misma obra, desvelando en una de ellas la figura del donante que había sido ocultada por alguna razón desconocida.

"José Manuel Ballester. Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco y Goya"
Fundación Lázaro Galdiano, Madrid.


Antecedentes de la exposición
El germen y punto de partida de la exposición Paisajes encontrados pertenece al proyecto Espacios Ocultos, iniciado por el artista José Manuel Ballester en el año 2007, en el que vaciaba de “acción” obras emblemáticas de la Historia del Arte como El Jardín de las Delicias o La Anunciación de Fra Angélico. En palabras de Elisa Hernando, la intervención del artista consistió en “destacar el espacio que envolvía el tema principal, a través de la eliminación de todos los personajes y de los elementos relacionados con el movimiento. A partir de ese ejercicio de vaciado el artista dio comienzo a una nueva lectura de los clásicos”.

"José Manuel Ballester. Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco y Goya"
Fundación Lázaro Galdiano, Madrid.


La exposición Paisajes encontrados
En Paisajes encontrados el artista parte de una selección de seis pinturas de tres grandes maestros presentes en la colección del Museo Lázaro Galdiano: El Bosco, El Greco y Francisco de Goya y Lucientes. Todas ellas se mostrarán junto a las intervenciones de José Manuel Ballester en las que, mediante un meticuloso proceso, ha eliminado los personajes de obras tan emblemáticas como El Conjuro o Las Brujas, El Aquelarre o La Era o El Verano de Goya; San Francisco en éxtasis de El Greco; Meditaciones de San Juan Bautista de El Bosco o La Visión de Tondal del taller de El Bosco. Completa el conjunto una séptima pareja, compuesta por la magnífica pieza Cristo agonizante con Toledo al fondo, de El Greco, cedida para la ocasión por la Colección Banco Santander, y la obra Lugar para la crucifixión, realizada a partir de ésta. Además Ballester muestra la pieza El jardín deshabitado basada en El Jardín de las Delicias del Museo del Prado con una proyección de vídeo-arte que explica la manera en la que el artista interpreta su composición.

"José Manuel Ballester. Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco y Goya"
Fundación Lázaro Galdiano, Madrid.

Para Elisa Hernando todos estos Paisajes encontrados “nos hablan de diversos estilos que reflejan la sociedad y la historia de cada periodo: un paisaje renacentista de El Bosco, que busca representar un mundo idealizado y ordenado, y otro claramente surrealista, en el caso de La visión de Tondal, ambos muestran esa doble vertiente del pintor; el paisaje manierista más expresionista de un Greco que se adelanta al movimiento artístico alemán del siglo XX; y, completando la serie, encontramos los paisajes de Goya, el primero como en el caso de La Era o El Verano obra perteneciente al periodo costumbrista propio del Siglo de las Luces y los puramente románticos en las obras El Conjuro o Las Brujas y El Aquelarre”. Así, Ballester acerca al espectador el modo en que cada época ha representado el espacio y la naturaleza a través de la plástica de sus más destacados artistas. Y es que, según el artista, “cada ciclo histórico cuenta con unas corrientes que predominan sobre otras y marcan un criterio colectivo a la hora de apreciar el arte”.

El artista ha respetado las medidas originales de las obras que se han producido mediante distintas técnicas, e incluso en algún caso, como en Vánitas y Lugar para la crucifixión, las imágenes se han impreso sobre tela. Señala Ballester: “…en este trabajo quizás lo que más me ha sorprendido es el rigor y la coherencia con las que están ejecutadas como demuestran los paisajes que he ido descubriendo. La factura con la que Goya empasta sus obras me ha obligado a trabajar a la “manera de Goya”. El cielo del San Francisco en éxtasis de El Greco puede parecer plano y, sin embargo, es un cielo complicadísimo, con muchas tonalidades y carga en el pincel”.

"José Manuel Ballester. Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco y Goya"
Fundación Lázaro Galdiano, Madrid.

Simultáneamente, el interés del artista por las huellas del paso del tiempo y por el silencio que queda tras él, se refleja en los nuevos escenarios generados y que abren la obra a nuevas narrativas. Así, coincidiendo con el préstamo de Meditaciones de San Juan Bautista de El Bosco a la exposición del Museo del Prado, se exponen tres visiones de esta obra: una que reproduce la obra tal como la conocemos, otra en la que retira todos los personajes y seres vivos y una tercera, muy singular, en la que recupera para nuestros ojos la figura del donante, figura que representó El Bosco y que, por alguna razón que ignoramos, posteriormente ocultó por completo pintando encima la gran planta que representa la tentación. Por otra parte, en Visión surrealista, el artista se inspira en La visión de Tondal del taller de El Bosco, “…la secuencia temporal cambia –dice Ballester- …Puedo anticiparme a la escena representada o, como en el caso de la Visión surrealista, representar la secuencia posterior ocasionada por la desaparición de los seres vivos”. Desaparecido Tondallus, el protagonista del lienzo original, “…Lo único que permanece es una gigante cabeza humana que he considerado como un edificio”, describe al artista. Las monedas que caen por la nariz del personaje principal han desaparecido, porque se encuentran ya en el fondo de la gran cuba representada; de igual modo, el espejo que sostiene una figura femenina en el lado izquierdo de la composición original ha caído al suelo, al desaparecer el personaje que lo portaba, y la espada y el yelmo que sostenía la ira se han quedado clavados en la mesa.

*Texto extraído de Fundación Lázaro Galdiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada