lunes, 24 de octubre de 2016

La belle époque donostiarra de Ricardo Martín. PHotoBolsillo.

PHotoBolsillo rescata la obra de Ricardo Martín y su diario de la belle époque donostiarra de principios del siglo XX.

Ricardo Martín - PhotoBolsillo.

- Más de 60 fotografías que trazan un retrato de la alta sociedad de San Sebastián desde el objetivo de este gran fotógrafo pionero en su época.
- Charles Chaplin, Josephine Baker, Azorín, Joaquín Sorolla, Jacinto Benavente o Unamuno fueron retratados por Ricardo Martin.
- Martín también plasmó en sus fotografías la crudeza de la Guerra de África a través de potentes imágenes de soldados en el frente y los hospitales de la retaguardia.


La belle époque donostiarra de Ricardo Martín.
PhotoBolsillo - Editorial La Fábrica.
Mientras el centro de Europa se desangraba durante la Gran Guerra, al otro lado de la frontera, Ricardo Martín desde su estudio Photo Carte se convertía en el mejor reportero de una ciudad a la que, paradójicamente, la guerra dio la oportunidad de florecer, gracias a su situación estratégica en la retaguardia. Martín captaba escenas de la alta sociedad, exhibiciones automovilísticas, carreras de caballos o paseos por la Concha, cotidianas en una ciudad que se convirtió en refugio de todos aquellos que buscaban evadirse de los horrores de la Guerra.

La belle époque donostiarra de Ricardo Martín.
PhotoBolsillo - Editorial La Fábrica.

La Fábrica rescata la obra de un artista fundamental de la historia de la fotografía española con la edición de un nuevo volumen que la colección PhotoBolsillo. Biblioteca de Fotógrafos Españoles, que incluye un total de 60 fotografías, prologadas por un texto del fotógrafo y comisario Juantxo Egaña.

La belle époque donostiarra de Ricardo Martín.
PhotoBolsillo - Editorial La Fábrica.

La publicación del libro coincide con la muestra monográfica Ricardo Martin. Fotógrafo y espectadorque la sala Kubo – Kutxa inaugurará el próximo 4 de noviembre y que incidirá en los principales temas que inspiraron la producción fotográfica de Ricardo Martín.

Como señala Egaña: “MartÍn recorría la ciudad, sus paseos, sus playas, las fiestas de sus barrios”. MartÍn plasmó una ciudad brillante por la que pasaron grandes nombres de la cultura, arte e intelectualidad española e internacional como Charles Chaplin, Josephine Baker, Joaquín Sorolla, Miguel de Unamuno, Azorín o Jaciento Benavente.

El deporte fue otro de los grandes temas captados por las cámaras de Ricardo MartÍn. Fue el primer fotógrafo que retrató a la entonces Sociedad Fot – Ball de San Sebastián, hoy Real Sociedad. Era el año 1910 y antes de que el equipo se convirtiera en una de las señas de identidad de todo el territorio guipuzcoano Martín ya había realizado esas imágenes, hoy históricas. Del mismo modo, son famosas sus fotografías de competiciones de natación y ciclismo, y sus instantáneas sobre las primeras competiciones automovilísticas.

La belle époque donostiarra de Ricardo Martín.
PhotoBolsillo - Editorial La Fábrica.

Pero, como reportero de vocación que era, Martín también quiso hacerse eco de los grandes conflictos que asolaron una de las épocas más convulsas de la historia contemporánea. A finales de 1921, Martín viajó al epicentro de la Guerra de África para retratar un conflicto que le atormentaba. Sus imágenes sobre la guerra fueron publicadas en Mundo Gráfico, La Estampa o ABC. A su vuelta a España dejó también constancia de cómo la guerra había trasformado el espíritu y la fisonomía de la antes despreocupada San Sebastián con imágenes de la llegada de los heridos a la estación o su traslado al antiguo casino Kursaal, transformado en hospital.

Así, y como señala Juantxo Egaña: “Ricardo Martín fue un todoterreno, dedicado a la experimentación permanente en la fotografía, ya fuera en escenarios políticos, de inmediatez, artístico, novedosos. Era un reportero, en lenguaje de la época, un periodista gráfico que dejó miles de testimonios, de retratos anónimos, de accidentes, de alegrías y tristezas”.

Más información en www.lafabrica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada